• Cuando el mismo entra en fábrica se corta y se clasifica por su diámetro y longitud.
• En dependencia del tipo de pieza a producir se le entrega al joyero la cantidad de coral que él necesita para producir la joya.
• El joyero le da la forma definitiva (una piedra o una pieza completa de coral) ya sea por medio mecánico o manual (lijado con motor o a lima).
• Después de darle la forma a la pieza, la misma se pule y se le da brillo.
• El resultado final de este trabajo con el coral es el de una pieza totalmente negra y de un brillo espejo el cual no se pierde con el tiempo, de ahí su gran aceptación entre nuestros clientes.
• En el caso de que el coral, al concluir su pulido, presente vetas características que empañen su brillo se somete al laqueado con el producto elaborado para estos fines.

...

Nuestros joyeros, dotados de creatividad y sensibilidad artística, confeccionan una amplia y novedosa gama de joyas diseñadas en un estilo auténticamente cubano. Piezas realizadas en
oro 18 kilates y plata 925 con coral negro y piedras preciosas, recreadas con elegancia indiscutible y en un estilo único que satisface los gustos más exigentes.